GALLINAS, OCAS Y PALOMAS
Clic per ampliar
         
         
   
  INTRODUCCIÓN

Hemos querido poner también, en esta página web, las razas de aves que existen en Catalunya, para así dar una continuidad y congruencia al conjunto que forman, como un todo, las “razas autóctonas catalanas”.

No obstante, al no ser éste, campo de investigación preferente en nuestra particular trayectoria investigadora, los escritos que encontrareis aquí dentro se han basado, fundamentalmente, en los trabajos y publicaciones de dos grandes estudiosos y conocedores de estas especies. Por una parte, el Dr. Amadeu Francesch, investigador del IRTA (DARP – Generalitat de Catalunya), y del cual hemos extraído los textos referentes a las razas de gallinas y la oca Empordanesa, así como del libro “Catalans de Pèl i Ploma: Races Domèstiques Autòctones de Catalunya” (Ed. Lynx Promocions, S.L.), del que los dos, Amadeu y yo mismo, somos coautores (conjuntamente con Xavier Such y Pere-Miquel Parés). Y por otro lado, el colombófilo señor Toni Vidal, en casi todo lo que hace referencia a las palomas. Por eso mismo, hemos querido poner, ya en esta primera página de introducción, unas direcciones de páginas web, de las cuales son autores los anteriormente mencionados, donde, con toda seguridad, podréis encontrar información mucho más detallada al respecto. Así mismo, hemos añadido la página de la Asociación de Criadores de Aves “El Francolí”, donde se puede encontrar también información muy interesante de todas estas razas y especies.

 

El origen de las Gallinas

El origen de la gallina doméstica (Gallus domesticus) es probablemente el Gallus gallus bankiva, especie del SE asiático, pero no se descarta la posibilidad de que otras especies del género Gallus, incluso algunas de ya desaparecidas, hubieran intervenido en su formación. Esto sucedió hace ya unos 5000 años y en regiones del SE de Asia, donde los antepasados de estas aves continúan viviendo en estado salvaje. Los testimonios más antiguos de gallos o gallinas domésticos proceden de localidades chinas septentrionales, así como de Tailandia y Vietnam.

Se conoce muy poco de su posterior difusión. El gallo doméstico se fue introduciendo hacia los pueblos de Mesopotamia y Egipto. A finales del siglo VIII a.C. hizo su aparición en la iconografía griega como un animal reconocidamente exótico (pájaros persas). Con la colonización romana, su producción se extendió y nació la avicultura productiva aunque sin perder la función sagrada y lúdica que había tenido en sus orígenes. Los restos más antiguos en España también datan del s.VIII a.C., y fueron excavados en una factoría fenicia de El Puerto de Santa María, Cádiz; por lo que parecería ser que fueron los comerciantes fenicios los responsables de su introducción en la península Ibérica. Los colonizadores españoles la llevaron a Sudamérica a partir del s.XV d.C.

El origen de las Ocas

Estas aves, propias del hemisferio norte, que casi no presentan dimorfismo sexual (lo que quiere decir que machos y hembras son muy parecidos) suelen anidar en zonas árticas y templadas. La mayoría son migratorias, pero pueden pasar el invierno en latitudes muy septentrionales.

Parece ser, que la mayoría de ocas o gansos domésticos actuales provienen del ganso salvaje o común (Anser anser), del norte de Eurasia; una excepción sería la oca china, robusto descendiente de la oca cisne de Asia. No obstante, se disponen de pocos datos acerca de la domesticación de las ocas. Se conjetura que existieron diversas zonas en las que se produjo su domesticación. Existen evidencias de domesticación en Asia Menor del 4000 a.C. En Egipto parece ser que se domesticó tanto la oca común como la oca egipcia (Alopochen aegyptiacus) hacia el 2500 a.C. En Europa, es posible que antes de las civilizaciones mediterráneas las tribus germánicas ya hubieran domesticado la oca común, todo y que no se pueda descartar que esta especie hubiera sido domesticada independientemente en otros puntos de su área de distribución. En Grecia, la oca ya se conocía en su estado doméstico hacia el 1000 a.C. Homero, el 950 a.C., ya la menciona en la Odisea, cuando narra que Penélope, la esposa de Ulises, tenía 20 ocas blancas. Aristóteles ensalza las excelentes propiedades de esta especie como animal de mesa, y los romanos ya sabían como engordarla y aumentar artificialmente su hígado con una alimentación adecuada. Las ocas, como ya sabéis, son la fuente del “Pâté de foie-gras” que se elabora con hígado de oca hipertrofiada mediante sobrealimentación forzada y privación de ejercicio (sic).

El origen de las Palomas

Paloma, es el nombre común de cada uno de los miembros de una familia de aves, con 309 especies y 49 géneros, distribuidos por todo el mundo salvo en el Ártico y la Antártida; son especialmente abundantes en las regiones cálidas. El fósil de paloma más antiguo tiene 30 millones de años.

Se supone que todas las razas de palomas domésticas (Columba livia domestica) proceden de la paloma bravía (Columba livia), especie originaria de Eurasia. De todas maneras, la paloma bravía se ha hibridado con otras especies de palomas en diferentes partes del mundo. La paloma bravía es eumétrica (la eumetría en palomas es de 250-300 g), y sus proporciones mediolíneas. La cuna de su domesticación se localizaría en un área que ocuparía todo el Oriente Próximo; una franja que iría de Turquía a la antigua Persia, abarcando todo el Mediterráneo hasta Egipto. La domesticación habría tenido lugar hace 5000 a 10000 años. En la península Ibérica las primeras referencias de palomas domésticas son del siglo XI a.C., en Cádiz.

Todas las palomas prefieren vivir en grupo, incluso las que vuelan en solitario, como es el caso del “Refilador Ull de Peix” o, más marcadamente, la paloma de “Escampadissa” balear. La paloma bravía es un pájaro gregario que, en estado salvaje, vive en colonias y siempre realiza los vuelos en grupo (cuña), excepto en las paradas nupciales, en que vuela en pareja.

Existe una gran variedad de palomas, surgida de sus diferentes utilizaciones, gustos, influencias históricas, y potenciada por los cruzamientos y la selección. Esta variedad se expresa en el peso, el tamaño, la edad de madurez sexual, el color del plumaje, los ornamentos específicos, la voz, el vuelo o la capacidad de orientación.

Inici pàgina
Pàgina inicial

 

 
     
 
Última actualización: julio 2005